Los juegos clicker son una clasificación de juegos en los que se invita al usuario a realizar sistemáticamente acciones de carácter específico y repetitivo. A menudo esto permite mejorar significativamente las características de juego del personaje principal, de algún objeto o de cualquier componente controlado por el jugador. Y aunque la gran mayoría de los juegos están ligados al hecho de que el jugador se siente y pulse el botón del ratón, este género ha recibido un gran reconocimiento por parte de los usuarios.

En primer lugar, este éxito ha sido posible porque los clickers no son sólo un juego para pasar el tiempo sin pensar. Se trata de un sistema funcional que te hará ganar dinero o experiencia. Por ejemplo, si juegas a una especie de Tower Defense, en el que la principal forma de ganar dinero es matando monstruos con torres defensivas, pero como añadido, tienes la oportunidad de ganar dinero simplemente haciendo clic en algún objeto. Así que para ganar más dinero tendrás que comprar más torres. Al final, no tienes que hacer ningún clic. El juego realizará todas las acciones más importantes en segundo plano. Una vez construida dicha cadena de ingresos pasivos, puedes volver al juego para disfrutar del resultado del trabajo duro y hacer varias mejoras.

Entre otras cosas, puedes invertir no sólo en ingresos pasivos, sino también mejorar las características de tu personaje principal o cualquier otro objeto que produzca recursos valiosos. Supongamos que en la etapa inicial por cada clic obtienes una unidad de oro, luego, tras una serie de mejoras, puedes obtener decenas de veces más, lo que te permitirá extraer oro ya a escala industrial. Prueba una vez a sumergirte en la increíble atmósfera de los clickers y te convertirás para siempre en un fan del género.