En cuanto la popularidad de las tecnologías de Internet se extendió por todo el mundo, el mercado de los juegos empezó a llenarse de nuevos proyectos diseñados para modos de juego multijugador. Los primeros juegos en red se hicieron increíblemente populares gracias al factor de las salas de juego y los clubes informáticos. Fue allí donde los juegos para dos usuarios ganaron la máxima popularidad.

En la era del desarrollo tecnológico, el mundo conoció un nuevo fenómeno: los juegos de navegador y de móvil, que empezaron a llenar Internet en masa. Los proyectos similares eran maravillosos desde varios puntos de vista. En primer lugar, cabe destacar la ausencia de la necesidad de tener un ordenador serio y potente. La gran mayoría de los juegos funcionan bien en los navegadores más populares, independientemente de la potencia del PC.

Entre otras cosas, la oportunidad de jugar dos personas en el mismo ordenador. Tales juegos se hicieron inmediatamente populares, ya que no había necesidad de pedir a un amigo para descargar e instalar el juego. Y al mismo tiempo, no era necesario esperar que el ordenador e Internet de un amigo o conocido estirara este juego. Bastaba con invitar a una persona a tu ordenador y disfrutar del proceso.

A los usuarios les gustó tanto esta tendencia que numerosos desarrolladores empezaron a lanzar juegos populares que preveían el modo multijugador para dos jugadores. Junto con esto, los procesos de juego de los proyectos populares empezaron a evolucionar y ahora todo se reducía a un juego conjunto competente.

La gente empezó a desarrollar nuevas tácticas, estrategias y a encontrar las formas más sofisticadas de pasar por los proyectos más populares. En Internet comenzaron a aparecer foros de perfiles, repletos de diversas estrategias y en cuyo marco la gente sugería cómo pasar tal o cual juego más fácilmente y mejor.

Hoy en día, los juegos para dos personas son proyectos bien diseñados que hacen gala de una lógica bien diseñada, un excelente argumento y unos gráficos excelentes. Aunque el tema de la visualización es muy subjetivo y no es habitual discutirlo.